Enero17

jueves, 25 de junio de 2015

Definiendo las ciencias sociales.


Los profesores que nos dedicamos a la enseñanza de la ciencias sociales (todas ellas) somos responsables que los estudiantes se formen ideas positivas o negativas en torno a ella.

Para presentar la asignatura de una manera adecuada y nada aburrida hoy en el post definiremos que son las ciencias sociales. 

Las Ciencias Sociales forman parte del currículum escolar de todos los países de América Latina en sus diferentes niveles. Una manera de resumir o concatenar muchos  contenidos, disciplinas y temáticas es referirse a las ciencias sociales en el entendido que se esta hablando de la Historia, la Geografía, algo de antropología y un conglomerado poco definible de cuestiones relacionadas con la formación cívica, con la política, la economía y el turismo académico, derechos humanos y un largo etcetera . Esto quiere decir que se está usando la denominación Ciencias Sociales como un cajón de sastre que engloba contenidos educativos pero que en muchos casos, no tienen claro su referente disciplinar y, en otros, mezclan informaciones diversas procedentes de estas ciencias.

Planteemos la siguiente pregunta: ¿qué es en realidad esa cosa que llamamos Ciencias Sociales?. Podemos comenzar con una afirmación de principios: las Ciencias Sociales son una unidad cimentada en la diversidad. Quiere decir esto que partimos del axioma de que la realidad existe objetivamente al margen de nuestra voluntad; de que una parte de esa realidad global tiene unas características particulares que son todas aquellas que se derivan de la presencia y acción de los seres humanos y a la que denominamos genéricamente lo social. 

El elemento común en las ciencias sociales, es sin duda el ser humano y sus acciones, todo aquello que haya sido modificado, ideológica o físicamente por el ser humano a lo largo de la historia será objeto de estudio de un campo, disciplina o ciencia social. 
La unidad de la realidad social se estudia desde la diversidad de las disciplinas concretas sin menoscabar la primera. La unidad está en el objeto y la diversidad en los enfoques, en los puntos de vista.

Es evidente que no todo el conocimiento que los seres humanos fabrican sobre lo social tiene las características del conocimiento científico. Así, por ejemplo, existe un conocimiento "impresionista" basado en apreciaciones únicamente fundadas en la experiencia personal. Se dan también casos de conocimiento ideológico de la realidad social, fundamentado en consignas apriorísticas que encajonan la realidad. Existen, no lo olvidemos, intentos teológicos y metasociales de explicar la realidad social a través de fuerzas extraterrenales, como es el caso de todos los pensamientos de corte teológico o esotérico.

Pero para que podamos calificar de científico de un determinado conocimiento, en este caso social, deberemos tener en cuenta que ese conocimiento ha tenido un determinado camino para ser construido, camino que no puede ser otro que el de la aplicación de un método: el método científico. 
Desde esta perspectiva las ciencias de lo social adquieren toda su potencialidad al asumir una carta de naturaleza de iguales posibilidades epistemológicas que las ciencias de la naturaleza, aunque tengan inconvenientes específicos y propios, como ocurre también con estas últimas: las posibilidades son idénticas aunque las características sean diferentes.

Fuente consultada: ub.edu.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada