Enero17

jueves, 21 de agosto de 2014

El enfoque constructivista de la enseñanza.



Los docentes de estudios sociales y de ciencias sociales utilizamos mucho el enfoque constructivista en el aula; más allá de la teoría y de los conceptos el enfoque es una forma social de trabajar la educación. 

El enfoque constructivista centrado en el que aprende, con sus respectivas variantes por ejemplo para la educación en la primera infancia tiene sus raíces en el trabajo de los psicólogos Lev Vygotsky y Jean Piaget. 

Las teorías de Piaget sobre el desarrollo del niño, la cognición y la inteligencia trabajaron como marco para inspirar el desarrollo del enfoque constructivista de aprendizaje. El enfoque constructivista ve a los niños como participantes activos de su propio aprendizaje. 


La educación es entonces mucho más que la memorización, es la integración y asimilación de los conocimientos para ser utilizados y analizados más a profundidad. Las estrategias constructivistas tratan de encender la curiosidad y el amor de un niño por el aprendizaje.

Importante para los docentes de Sociales y nuestros objetivos de clase,siempre involucrar a todos los estudiantes en el trabajo colaborativo y grupal: Los enfoques constructivistas de la enseñanza sostienen que los niños tienen su propio modo de pensar. Los estudiantes deberían ser tratados como individuos y deberían tener la oportunidad de trabajar con otros y aprender a través de la observación, la conversación y el trabajo grupal. Los estudiantes tienen ideas y habilidades que no se han revelado por completo, pero tienen el potencial para hacerlo, especialmente a través de este tipo de interacción con los demás. El constructivismo también reconoce la importancia de la influencia social y cultural en el desarrollo intelectual, y esto, con el tiempo tiene un efecto sobre cómo los niños aprenden los unos de los otros. Cada alumno lleva consigo conocimiento, opiniones y experiencias de su pasado que tendrán una influencia sobre lo que aporte al grupo.


Y los programas educativos docentes están diseñados de manera espiralada de manera que el estudiante aprende gradualmente un tema y conforme avanza en los cursos y es que  según el enfoque constructivista, el conocimiento previo de los estudiantes debe construirse y desarrollarse. Las ideas deben reintroducirse en distintas etapas y niveles; el currículum en espiral, permite un desarrollo continuo del conocimiento. Reintroducir conceptos ya aprendidos ayuda a los alumnos a alcanzar un nivel más profundo de comprensión. Los profesores también deberían ayudar a los estudiantes a desarrollar lo que ya saben y usar su conocimiento previo para resolver problemas, analizar y preguntar. Este enfoque afirma que los profesores deben ser facilitadores del aprendizaje de sus alumnos; no transmitiendo conocimiento, sino fomentando y estimulando sus ideas.

Decir como funciona el enfoque constructivista de la enseñanza parece facil y realmente lo es si las condiciones están dadas, puesto que no es posible pretender una enseñanza constructiva si se tiene un aula tradicional con docentes que educan de manera bancaria. 

¿Te gusta trabajar con el enfoque constructivista en tu aula?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada